La película es una producción de Cineworx Filmproduktion (Suiza), Arami Ullón Cine (Paraguay), en asociación con Nevada Cine (Argentina).

Está realizada en idioma ayoreo, narrada en primera persona por Mateo Sobode Chiqueno, quien por medio de su historia y la de otros ayoreos intenta preservar la cultura en riesgo de desaparición y reconstruir la memoria del pueblo Ayoreo del Chaco Paraguayo.

Según Ullón, el nombre de la película se desprende de un diálogo con Mateo, en el que él afirma que el hombre blanco ha privatizado todos los recursos naturales, y que el sol es el único al que todavía tenemos acceso libre. “Se trata de una situación que nos afecta a todos, no solo a los ayoreos”, expresó la directora.

La idea de este proyecto nació años atrás cuando Ullón quedó impresionada al leer un artículo periodístico sobre personas del pueblo ayoreo viviendo en aislamiento voluntario en los bosques del Chaco paraguayo.

A partir de su propio desconocimiento, impulsó una encuesta que constató que solo una de cien personas paraguayas consultadas estaba al tanto de que este grupo aún llevaba la forma original de vida de los ayoreos: libres y nómadas en sus territorios ancestrales.

HotDocs (Canadá), Festival Internacional de Locarno (Suiza), Cinélatino - Rencontres de Toulouse (Francia), Guanajuato International Film Festival (México), Innsbruck International Film Festival (Austria), AFI Latin American Film Festival (EE. UU.), Docs Against Gravity (Polonia), Doc Montevideo (Uruguay), Lunenberg Doc Fest (Canadá), son algunos de los festivales en los que participó ‘Apenas el sol’, con funciones en salas de más de veinte países.

La producción del estreno en Paraguay está a cargo de Planeador Producción y Comunicación y Arami Ullón Cine; y la empresa MB Films es la responsable de distribución en salas de cine de Paraguay.

SINOPSIS

En un intento por preservar su cultura en riesgo de desaparición y reconstruir la memoria de su hogar perdido, Mateo Sobode Chiqueno atraviesa el árido y desolado Chaco Paraguayo grabando las historias, canciones y testimonios de otros ayoreos que, como él, fueron despojados de la selva, perdiendo su territorio ancestral, sus medios de subsistencia, sus creencias y su hogar.

Fuente. Diario HOy