InicioInformacionesInternacionalesPresidenciable Milei propone dolarizar Argentina: por qué algunos economistas dicen que es...
spot_img

Presidenciable Milei propone dolarizar Argentina: por qué algunos economistas dicen que es impracticable

El candidato presidencial liberal, Javier Milei, propuso dolarizar la economía de Argentina para acabar con la inflación y buscar dar estabilidad al país hoy azotada por una grave crisis. Para algunos economistas el plan es “impracticable” y otros sostienen que es “irrelevante”.

Agobiados por la enésima crisis inflacionaria, muchos argentinos se ven tentados a ensayar la fórmula extrema e inexplorada del candidato presidencial liberal Javier Milei para resolver sus problemas económicos: abandonar el peso y adoptar el dólar.

En un país con más de 100% de inflación anual que destruye el poder de compra de los salarios, el dólar es un refugio.

Por eso el mensaje de Milei caló hondo. “Terminar con la inflación es posible, sólo debemos quitarle a los políticos el arma monetaria”, lanzó el más votado en las primarias de agosto en alusión al mecanismo de emisión de moneda para financiar el déficit del Estado, causa fundamental según él de la devaluación crónica del peso.

Milei propone además eliminar el Banco Central, que emite moneda pero también monitorea el sistema financiero.

Su idea de abrazar el dólar centraliza el debate hacia los comicios generales de octubre, y es rechazada por la mayoría de los economistas locales, incluyendo otros opositores liberales.

“Sería bueno dolarizar. Con esta devaluación vendo la mitad y sólo ganan los grandes especuladores”, afirma Iván Abl, que comercia telas desde hace 30 años en Buenos Aires. Pero luego duda: “¿Con el dólar lo manejarían todo los ‘yanquis’, no?” .

Escasez crónica de dólares

En Argentina una vivienda, un auto e incluso los electrodomésticos se venden en dólares.

Tras dos episodios de hiperinflación en 1989 y 1990, el país aplicó un mecanismo de “convertibilidad” que fijaba una paridad 1-1 entre el peso y el dólar, apoyado en privatizaciones y una apertura total de la economía.

La inflación anual bajó a un dígito pero el aumento de importaciones acrecentó la deuda en divisas, arruinó la industria y provocó una grave recesión. La “convertibilidad” terminó trágicamente en 2001 con una masiva protesta social cuya represión dejó unos 40 muertos. Entonces, el país se declaró en default y los gobiernos se sucedieron a comienzos de siglo.

“La economía bimonetaria une a todas las crisis: la escasez de dólares, la corrida cambiaria, las devaluaciones y las inflaciones. Están todas histórica e histéricamente unidas” , definió en 2017 la entonces presidenta peronista Cristina Kirchner.

“Solo 10.000 millones”

“Nunca fue tan barato dolarizar, sólo cuesta 10.000 millones de dólares”, asegura Milei, quien plantea que este mecanismo -también aplicado por Ecuador y El Salvador- llevará tiempo para implementarse.

El economista de 52 años que se presenta como un experto en teoría monetaria recorre los medios explicando su proyecto de salvación económica.

Retirar los pesos de circulación utilizando activos del banco central y reemplazarlos por dólares es el primer paso.

“¿De dónde van a sacar los dólares para dolarizar?”, se pregunta su rival oficialista y ministro de Economía, Sergio Massa, en un contexto de erosión permanente de las reservas internacionales argentinas.

El banco central (BCRA) dispone de los instrumentos suficientes para hacer la transición, argumenta Milei.

El economista independiente Juan Manuel Telechea dijo que el canje de pesos, en 2022, demandaba ya unos 55.300 millones de dólares.

“No alcanzaría con reemplazar solamente la base monetaria (ndlr, el dinero circulante), sino que existe un stock de pesos que, si bien no están en circulación, son el respaldo de los depósitos bancarios en moneda nacional” y que se mantienen en instrumentos de deuda del BCRA, explica el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) en un blog que plantea interrogantes sobre la factibilidad de dolarizar.

Desde el campo de Milei, retrucan.

“Si vamos o no a dolarizar es una discusión irrelevante porque ya se dolarizó”, argumentó Emilio Ocampo, el economista en el que se inspiró Milei para su propuesta y hoy asesor del candidato, en referencia a la predilección de los argentinos por el billete verde.

El propio banco central estima en 244.000 millones de dólares el volumen de divisa estadounidense que los argentinos atesoran fuera del circuito local.

“Es impracticable”, afirma Nicolás Ferreyra, empleado de una cadena de electrodomésticos, a la AFP . “Con los vendedores hicimos las cuentas y nos dio que vamos a ganar 20 o 30 dólares mensuales” .

Al reemplazar pesos por dólares a un precio de mercado, superior al del dólar oficial controlado por el gobierno, la propuesta de Milei implicaría, por simple matemática, la reducción del salario medido en divisas. La división podría ser a casi un décimo, alerta CEPA.

Cuestión de confianza

El economista argentino Ivan Werning, del Massachusetts Institute of Technology (MIT), coautor del estudio “Crónica de una dolarización anunciada”, sostuvo ácidamente que “dolarizar con escasez de dólares apesta”.

En cambio, sostiene Werning, “el país debe atender primordialmente su crónico problema fiscal y no perder la capacidad de tener una moneda que le permita reaccionar ante un shock externo” .

“Dolarizar es una locura. Hay otras soluciones”, insiste de su lado Nicolás Ferreyra en la tienda de electrodomésticos. “Pero para que los argentinos volvamos a confiar en el peso… hay que tomar medidas”.

Fuente. Abc Color

Anunciantesspot_img

Más leídos

Otras informaciones