InicioNoticiasActualidad“Blue Beetle”, un superhéroe con sabor latino
spot_img

“Blue Beetle”, un superhéroe con sabor latino

La película “Blue Beetle”, que llegó el jueves a los cines, pone en pantalla la historia de Jaime Reyes (Xolo Maridueña) y su familia de origen mexicano cuando este sin quererlo se convierte en superhéroe. Su director, el puertorriqueño Ángel Manuel Soto, señaló las influencias latinas que marcaron este filme.

Con “Blue Beetle”, Ángel Manuel Soto apunta a dar inicio a una saga ambientada en el universo de DC Cómics. Según señaló el cineasta puertorriqueño, en una conferencia de prensa a la que ABC tuvo acceso, para escribir el guion de esta historia fueron buscando los “grandes hits” de Jaime Reyes en las historietas, los videojuegos y más.

“Habían tantas cosas de la personalidad de Jaime en cada una de ellas”, expresó. Pero afirmó que lo más loco fue ver cómo todo esto estaba encarnado en el actor Xolo Maridueña (“Cobra Kai”).

“Xolo Maridueña no solamente se parece físicamente, pero también sus características y su personalidad como persona independiente, su relación con su familia es como si lo hubieran escrito”, expresó.

En “Blue Beetle”, Jaime Reyes es un joven que recién egresado de la universidad llega a casa lleno de aspiraciones para su futuro, solo para descubrir que su casa no es exactamente como la dejó.

Mientras busca su propósito en el mundo, el destino interviene cuando Jaime inesperadamente se encuentra en posesión de una reliquia de biotecnología alienígena: el Escarabajo. Cuando este elige a Jaime como su anfitrión simbiótico, le otorga una increíble armadura con poderes extraordinarios e impredecibles.

Soto señaló que una de las influencias que tuvo para construir el mundo de “Blue Beetle” fue la película de animé japonesa “Akira” (1988), con su mundo del Neo-Tokio.

“Cuando empecé a hacer lo de Blue Beetle quiero partir de ese mundo, de ese neorrealismo que ocurre con lo que es esa ciudad ficticia de Neo-Tokio, pero aplicarla a esa construcción del mundo de Palmera City”, explicó.

Referencias en común

No obstante, a la hora de escribir el guion tanto él como Gareth Dunnet-Alcocer encontraron una referencia en un superhéroe muy presente en la cultura latinoamericana: El Chapulín Colorado.

“Es algo que cruza nacionalidades, cruza fronteras. Queríamos rendirle honor y un homenaje al Chapulín Colorado”, manifestó.

Soto señaló que, pese a no ser mexicano, y a su intento de escapar tampoco pudo evitar la telenovela “María la del barrio” cada vez que iba a casa de su abuela.

“Tenemos mucha nostalgia, no solamente de nuestra crianza, de esos momentos más simples con nuestra familia, de cuando no había que preocuparse por los problemas de la vida y el amor de la familia era suficiente. Todos estos sonidos, estos sabores, estos olores queríamos proyectarlo de alguna manera, recrear esa nostalgia y esa familiaridad con lo que éramos y lo que somos”, expresó.

La familia es otro aspecto fundamental de “Blue Beetle”, que cuenta además con las actuaciones de Adriana Barraza, Damián Alcázar, Elpidia Carrillo, Bruna Marquezine, Raoul Max Trujillo, Susan Sarandon y George López.

“Siempre quisimos darle un énfasis a la familia. Yo no estaría donde estoy si no fuera por los que estuvieron conmigo y los que estuvieron antes de mí”, expresó Soto y describió a su familia como héroes cuyo superpoder es el amor incondicional.

El director afirmó que para esta película pudo reunir a actores a los que admiró desde su crianza y su pasión por el cine. Comparó además a Alcázar, quien en nuestro país filmó la película “Mangoré”, con Al Pacino.

“No puedo esconder quién soy”

El cineasta puertorriqueño subrayó además la importancia que tiene para él poder reflejar la cultura de Latinoamérica en esta película.

“Que podamos contar nuestras historias tal cual como las queremos contar, sin que alguien las cuente por nosotros”, expresó y añadió que viene de una familia en la que aprendió a honrar a sus padres y a sus ancestros.

“Yo no puedo hacer una película de superhéroes, de una familia latina y que no sea latina. Y sé que la latinidad no es un monolito, que hay diferentes culturas y que en un mismo país hay cosas que son bien diferentes, pero tener esa oportunidad de enseñar un poquito de lo que somos y lo que nos hace fuertes, que guste y que resuene y que abra la oportunidad para que otras personas cuenten sus cosas”, subrayó.

“Al final del día no puedo esconder quién soy y tampoco voy a permitir que me hagan esconder quién soy”, acotó.

Los sonidos de una región

Soto también buscó representar a Latinoamérica a través de la música, ideando una lista de temas que escucharían cada uno de los integrantes de la familia Reyes.

“Era imposible no tener esa canción de ‘Gracias a la vida’ que me recuerda mucho a mi papá, que siempre fue como un mantra en casa”, señaló el cineasta.

También sumó boleros, salsa, música regional mexicana, cumbia, punk peruano hasta “el feeling ochentoso de Soda Stereo”.

“Quería enseñar todo lo que podemos hacer como latinos a nivel de música, desde Calle 13 con ‘Atrévete’, Los Walters con electrónica. Quería explorar y también presentar artistas nuevos y enseñar todos los colores que tenemos que trascienden en cliché”, agregó.

Reír para no llorar

“Dentro de la experiencia colectiva, no solamente en Puerto Rico sino en Latinoamérica, tenemos la costumbre de reír para no llorar”, afirmó Soto, al ser consultado sobre el gran componente de comedia que hace parte de esta película.

Afirmó que, por ejemplo, “la risa es una máscara” para el personaje del Tío Rudy, interpretado por George López; para ocultar un trauma.

Destacó además la capacidad de Gareth Dunnet-Alcocer para “escribir unas líneas absurdas” y encontrarles el remate, en el momento de poder mezclar lo emotivo con lo gracioso.

“Ayuda muchísimo darle a los personajes también encontraran comodidad en la comedia, que no la sintieran forzada”, concluyó

Fuente. Abc Color

Anunciantesspot_img

Más leídos

Otras informaciones